martes, 19 de junio de 2018
Regional/ Creado el: 2018-03-13 09:39 - Última actualización: 2018-03-13 09:43

Unidades productivas, oportunidad para recobrar los sueños

Las mujeres víctimas del conflicto le apuestan hoy a renacer sus vidas.Con empeño y dedicación trabajan desde las unidades productivas entregadas por el gobernador Carlos Julio Gonzáez Villa para sacar adelante a sus familias.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | marzo 13 de 2018

El Huila alberga a cerca de 162.389 víctimas del conflicto interno armado, es decir, casi el 10% de la población huilense, y de las cuales, el 50% corresponde a mujeres que han sufrido los rigores de la guerra y la violencia.

Según Edna Johanna Cruz, directora de la Oficina de Atención Integral a Víctimas de la Gobernación del Huila, uno de los programas que les ha cambiado la vida a las mujeres víctimas ha sido el de las Unidades Productivas.

“El Gobierno Departamental ha entregado 681 unidades productivas para empredimiento, es decir, negocios nuevos y para fortalecimiento de ya establecidos, beneficiando a igual número de mujeres y su grupo familiar”, agregó Johanna Cruz.

Cruz, destacó que hoy, las víctimas, en especial las mujeres, hablan sobre sus sueños de empresa y su emprendimiento fortalecido para salir adelante a pesar de la adversidad.

Inversión por cerca de $3.700 millones

Hasta ahora, se han firmado dos convenios: Uno de emprendimiento (nuevos negocios) y otro de fortalecimiento (para apoyar negocios en funcionamiento), ambos celebrados en 2016 y ejecutados en 2017 por la Fundación del Alto Magdalena.

El primero fue firmado entre la Unidad Nacional para las Víctimas, Gobierno Departamental, 35 municipios y el Sena por $3.476.000.720. El segundo, con la Fundación del Alto Magdalena, por $242’153.618.

“Volví a creer”

Carlota Corredor vive en San Agustín. Como líder de la organización Fénix, que trabaja por las víctimas del sur del departamento, señala que su vida es hoy muy distinta. Ha vuelto a creer que sí es posible salir tras la guerra.

Señaló que por su incredulidad, no aplicó a varias de las ofertas de unidades productivas del gobierno de ‘El Camino es la Educación’. “Sólo le apunté a 4 de 17 que habían para San Agustín. Cuando me dicen en la Alcaldía que ya habían llegado las unidades productivas de parte del Gobierno Departamental, fue una maravillosa sorpresa”.

“Entonces me llegaron las unidades productivas para un restaurante, un salón de belleza, una panadería y lo de un beneficiadero, que le cambiaron la vida a cuatro mujeres víctimas del conflicto y a sus familias. Ahí me di cuenta de que la palabra del Gobernador del Huila era cierta; recobré la fe”, argumentó Carlota.

“Ahora tengo más ganas de salir adelante”

Yolanda Moreno, de San Agustín, se siente hoy con más ganas de sobreponerse a los recuerdos de la guerra. “Estas ayudas humanitarias y unidades productivas a las mujeres víctimas que ha liderado el gobernador del Huila junto al Sena y a la alcaldía local, me han cambiado la vida”, expresó.

“La ayuda fue para mi panadería. La unidad productiva que me entregaron consta de una máquina cortadora de pan, batidora y hornillos, por un valor de cuatro millones de pesos. Estoy muy agradecida con estas ayudas que nos permiten fortalecer nuestros negocios y salir adelante”, señaló Yolanda.

“Mi calidad de vida ha mejorado mucho”

Luz Marina Salcedo Cárdenas habita en el municipio de Garzón. Ella asegura que las unidades productivas son programas muy buenos para la población víctima. “El Gobernador me dio una tienda que hoy me ha mejorado la calidad de vida porque de allí subsidio transporte, alimentación y gastos del hogar”.

Destaca que ha sido testigo de la entrega de unidades productivas a 18 familias cercanas a la suya, donde además de panaderías se fortalece otro tipo de actividades relacionadas con el campo, negocios rurales y del casco urbano.

“Tengo más tranquilidad y mejores ingresos”

Luz Myriam Silva Ramírez, desde la Capital Diocesana del Huila, resalta que la unidad productiva que recibió consiste en sábanas, edredones y toallas, que han transformado su casa en un buen negocio.

“Gracias a estas ayudas he mejorado mis ingresos. Tengo más tiempo para mi familia y para realizar otras actividades. Recobré mi tranquilidad”, destaca.

Asegura que el Gobernador se habia comprometido con ellas y lo está cumpliendo.

“Su ideal se ve reflejado en el programa que está desarrollando para nosotros como población mujer víctima del conflicto. Éramos mujeres desesperanzadas que ahora hemos recobrado la fe y las ganas de salir adelante. Somos muy humildes y ahora vemos que se nos están reivindicando nuestros derechos”, argumentó.


Yolanda Moreno, habitante de San Agustín, agradece la unidad productiva para su panadería entregada por la Gobernación del Huila con la que le ha cambiado la vida.



Luz Marina Salcedo Cárdenas, habita en el Municipio de Garzón y hace parte de la Población Víctima en el Huila. Dice que sus ingresos mejoraron gracias a la unidad productiva que le entregó la Gobernación del Huila. Su tienda hoy le alcanza para vivir más tranquila.



Luz Myriam Silva Ramírez, desde la Capital Diocesana del Huila, dice que, como víctima, la unidad productiva la recibió con mucho cariño de parte del Gobierno Departamental. Su negocio de edredones hoy es una gran ayuda para su sustento.

Comentarios