viernes, 22 de noviembre de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-11-08 04:29

Un paso al costado

Escrito por: Editorial | noviembre 08 de 2019

Las malas relaciones que ha tenido el gobierno nacional con el parlamento colombiano han generado desde sus inicios, un distanciamiento entre estos órganos del Poder Público. Todas las grandes iniciativas que ha presentado el ejecutivo han venido presentando un trámite tortuoso en los diferentes debates en el legislativo. Lo anterior ha sido producto del nuevo estilo que ha implementado el presidente Iván Duque Márquez, para eliminar de tajo las costumbres clientelistas que los anteriores primeros mandatarios han utilizado, para que sean aprobados.

La sociedad colombiana está hastiada, de todas estas actuaciones que van en contravía de la objetividad y de la transparencia que debe imperar en las relaciones, entre el ejecutivo y el parlamento colombiano. Por esta situación, la moción de censura al Ministro de Defensa, Guillermo Botero, promovida por algunos sectores opositores al gobierno nacional, desencadenó su renuncia irrevocable, dejando un mal mensaje a la sociedad colombiana. No hay derecho que la política pública, que ha endurecido el accionar contra todas las organizaciones narcoterroristas, se vuelva el punto de discordia para pedirle la salida de este alto funcionario, que, desde su cartera, logró direccionar a todo el aparato militar del Estado, para propiciarle grandes y contundentes golpes a estos grupos delincuenciales, que siguen creando el caos y la zozobra a las familias en algunas regiones del país.

El punto discordante se focalizó en el ocultamiento a la opinión pública, que el día 29 de agosto del año anterior, la FAC bombardeó a un campamento de un grupo disidente de las Farc en jurisdicción del municipio de Puerto Rico Caquetá, donde murieron toda la estructura delincuencial y ocho menores de edad que se encontraban reclutados por dicha organización narcoterrorista, que se encontraban preparando ataques a la población civil y daños a la infraestructura productiva del país, de acuerdo a las instrucciones recibidas desde Venezuela, por los miembros del Secretariado de esta célula subversiva. Estas operaciones militares se han venido desarrollando durante las últimas cinco décadas en el territorio nacional, con resultados positivos que han debilitado su accionar subversivo.

Es inaudito que el Senador Roy Barreras, quien ha gozado de todo el apoyo del ejecutivo nacional en otrora, se haya convertido en el principal impulsor para propiciar la moción de censura al ministro Botero.

Lo anterior, provocó la renuncia del mindefensa. Ésto obliga al presidente a reconfigurar su gobernabilidad y mejorar la relación con el poder Legislativo. Además, debe comenzar a revisar la ejecución de su política de seguridad, para tranquilidad de todos los colombianos.