martes, 23 de abril de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-04-15 10:04

Seguridad integral

Escrito por: Redacción Diario del Huila | abril 15 de 2019

Por: Cielo Ortiz

La constate solicitud de los ciudadanos en relación con la necesidad de mejorar las condiciones de seguridad de la ciudad debe ser un tema obligado de cara a las próximas elecciones. No es un tema sencillo, no solo por la complejidad y el presupuesto que exige una estrategia de seguridad que responda a las necesidades ciudadanas, sino porque es un asunto compuesto de muchas variables, que requiere un abordaje integral, que a mismo tiempo mire la realidad de las comunas de nuestra ciudad y las complejidades en las que Neiva ha estado inmersa históricamente.

Desde el año 2017, de acuerdo con las estadísticas de las autoridades, en nuestra ciudad se han reducido los homicidios en el 10%, los casos de violencia interpersonal en el 10% y el hurto a vehículos en el 50%. Sin embargo, el hurto a personas se ha incrementado en el 40% y es la Comuna 4 la zona más afectada de la ciudad. Si se miran las cifras frías podría decirse que deben mantenerse las acciones implementadas que han dado resultados para la contención de los delitos mencionados, y diseñar un plan mucho más agresivo y puntual, con una gestión en lo micro de los territorios, en la que las autoridades de policía y administrativa puedan mejorar su articulación para poder enfrentar el hurto a personas.

Pero en seguridad, como en la mayoría de temas de ciudad, los abordajes no son tan simples y en nuestra ciudad debemos ir más allá de ver el delito, la acción puntual, para escuchar a los ciudadanos y comprender con mayor precisión las razones por las que se sienten inseguros. Antes de formular sus estrategias, muchas ciudades han abordado la tarea de comprender realmente cuáles son las causas por las cuales los ciudadanos se sienten inseguros, y aquí estamos hablando de percepción, con resultados sorprendentes. Para muchos ciudadanos la inseguridad significa que su entorno no está lo suficientemente iluminado, para otros que no ve policía en las calles, otros se sienten inseguros porque ven grupos de jóvenes en parques que parecieran no tener mucho que hacer, y también hay quienes asocian la inseguridad con la mendicidad, la mala señalización de obras, inmuebles abandonados o la proliferación de ventas ambulantes. Las aristas de la seguridad son muchas, una cosa es el delito, otra todos esos factores que hacen que la ciudadanía se sienta insegura, y una más las características de contexto que generan inseguridad. En Neiva debemos observar todos los lados de la problemática.

Y esa es justo mi propuesta. El delito se debe mirar con estrategias zonificadas en un trabajo coordinado con la Policía, fortaleciendo la vigilancia a través de cámaras de seguridad, al tiempo que se aumenta la capacidad de investigación y judicialización de las entidades a cargo de estos dos aspectos. Los asuntos que están fuera de ese alcance, y que son todos aquellos que debemos conocer escuchando a los ciudadanos, exigen el compromiso interinstitucional de toda la administración pública, para poder implementar estrategias que den solución a sus necesidades puntuales: la luz, el parque, las posibilidades para que los jóvenes tengan alternativas sanas en las cuales invertir su tiempo libre. Pero hay una cosa más que no se puede pasar por alto, y es que quien administre la ciudad debe garantizar que el Estado llegue con toda su poder de transformación para ofrecer alternativas que ayuden a disminuir las causas sociales que subyacen en la comisión de la mayoría de los delitos, el desempleo, la falta de oportunidades de educación, la inoperancia de la justicia, entre muchas otras que se deben erradicar para que tengamos una ciudad cada vez más segura.

Comentarios