miércoles, 29 de enero de 2020
Política/ Creado el: 2020-01-14 09:28

Respetuosa de la justicia y el debido proceso: Esperanza Andrade

La dirigente política le salió al paso a la información que la señala de un posible tráfico de influencias en el caso de la exalcaldesa y alcalde electo de El Agrado.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 14 de 2020

La Senadora Esperanza Andrade, señalada por unos audios que al parecer dan cuenta de un posible tráfico de influencias en el proceso que se adelanta contra la exalcaldesa de El Agrado Waldina Losada Vega y Carlos Alberto Murcia Méndez, alcalde electo para el periodo 2020-2023, señaló que todo se debe a una tergiversación de una conversación sostenida con la exfuncionaria.

Los audios en mención fueron dados a conocer por un medio de comunicación regional.

Ante declaraciones recientes que intentan tergiversar la naturaleza y propósito de unas conversaciones en el marco de la legalidad y de un derecho legítimo que me asiste como ciudadana y miembro de una colectividad, me permito hacer las siguientes precisiones sobre unos audios publicados que me relacionan, sostuvo en su comunicado.

“Como abogada y ciudadana siempre fui y seré respetuosa de las actuaciones y decisiones del Poder Judicial. En consecuencia, jamás he interferido ni interferiré en el normal desarrollo de las investigaciones y los procesos de la justicia colombiana”.

Reiteró que como ciudadana le asiste el derecho legítimo de acudir ante las instituciones a favor de sí mismo o de terceros, para que por vía legal sea informada  del estado de las situaciones jurídicas que sean de interés bien sea como colectividad o individuos.

“Expreso mi solidaridad y aprecio a la ex alcaldesa de El Agrado (Huila), Waldina Losada Vega, a Carlos Alberto Murcia Méndez, alcalde electo para el periodo 2020-2023, y a la concejala Bertilda Ramírez Valderrama, con la confianza de su inocencia y de la transparencia en sus actuaciones y comportamientos”.

Indicó asimismo en su comunicado que la detención preventiva no funciona como una pena anticipada ni una condena. En los procesos penales rige el principio de inocencia, establecido por nuestra Constitución Política.

Por último, sostuvo que es preciso no dar validez a filtración de informaciones arbitrarias interesadas en confundir y deslegitimar el debido proceso, que ofrezca garantías mínimas a los investigados y tendientes a asegurar un resultado justo y equitativo.