miércoles, 20 de marzo de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-01-10 08:35

Rechazo internacional

Escrito por: Editorial | enero 10 de 2019

El heredero político de Hugo Chávez Frías se posesiona hoy ante el Tribunal Supremo de Venezuela, para cumplir con su segundo mandato consecutivo, cuya elección ha sido bastante cuestionada y que ha generado dudas sobre su transparencia por parte de la comunidad internacional y por los sectores opositores al régimen del dictador Nicolás Maduro. Los comicios se desarrollaron el pasado 20 de mayo, donde primaron las triquiñuelas, no fueron libres, ni tuvieron garantías los electores para ejercer el libre sufragio, los cuales provocaron un manto de duda y el rechazo generalizado de más del 90% de los países. Además, las funciones del poder legislativo fueron usurpadas por la destrucción de los poderes públicos en dicho país. Con una oposición destrozada e ilegalizada, un sistema militar opresor cada vez más omnipresente y determinante, y unos medios de comunicación humillados y aplastados por la asfixia financiera y la censura, asume su mandato en medio de la más profunda crisis social, económica y política en esa Nación.

Es claro, para toda la opinión internacional, que el dictador Nicolás Maduro, asume bajos unas condiciones que se encuentran muy distantes del mínimo estándar democrático, que debe prevalecer en todas las naciones donde se respetan las libertades. La independencia de los medios de comunicación es nula. No hay nada que le duela más a un gobierno autoritario, que, desde las tribunas independientes del periodismo, se le saquen los trapitos al sol y se expongan ante la opinión pública. El movimiento caudillista que sigue al dictador está necesariamente ligado a las virtudes y graves falencias de la personalidad que caracteriza al irracional y esquizofrénico Nicolás Maduro quien padece momentos de la paranoia y la megalomanía. Y con esos epítetos, aplica de manera incoherente los instrumentos de la política macroeconómica, que tiene a los venezolanos en el más profundo desabastecimiento de alimentos, medicinas y de los bienes de primera necesidad.

Con amenazas y frases ofensivas contra los países que no lo respaldan ni reconocen el régimen dictatorial de Maduro, busca centrar su desespero por el creciente aislamiento internacional, a que se encuentra sometido su gobierno. Además, ha sido denunciado como un gobierno ilegítimo por los pesos pesados, como los Estados Unidos y la Unión Europea, quienes han endurecido las sanciones económicas contra todos los miembros que conforman su dictadura, hasta que exista una transición democrática, que conduzca a recuperar la democracia y el respeto a los derechos humanos en Venezuela. Lo que puede afectar a Colombia, es que se aumente el flujo migratorio de venezolanos que huyen desesperados, por la situación que está viviendo la sociedad venezolana.

Comentarios