martes, 21 de mayo de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-03-14 09:30

Parapeto.- La sustitución voluntaria de cultivos de coca, Dr Santos, ¡un saludo a la bandera!

Escrito por: Julio Bahamón Vanegas
 | marzo 14 de 2019

Eso es, no se engañe, ni nos crea tan majaderos. El Dr Álvaro Uribe le entregó, a ud,  la presidencia de  este país en el año 2.010 con menos de 50.000 hectáreas cultivadas en coca, y fue durante los ocho años de su gobierno  cuando crecieron, descomunalmente, las hectáreas sembradas de coca, hasta la cifra que hoy aterra al país, 200.000 hectáreas. Hoy acude Ud al  san Benito de influir ante la Corte Constitucional para impedir la fumigación aérea utilizando Glifosato, líquido que se ha venido aplicando en Colombia,  en el sector agropecuario, desde hace décadas para combatir la maleza de hoja ancha con excelentes resultados. Hace 40 años o más, los campesinos que no tenían conocimiento de tales productos acudían a las “quemas” de sus potreros luego de haber realizado la tarea de “desmatonarlos”. ¿Si sabrá Juan Manuel de que se trata la tarea de desmatonar un potrero?. Hum!!, Pienso que no.

Poco o nada sabe el inefable expresidente de labores del campo, pues él no había salido de Bogota, ni de Londres,  antes de ser presidente, por la bondad de Uribe. El galimatías al que acudió el Dr Santos en su presentación ante la Corte Constitucional, la semana pasada, es para Ripley. Asegura, quien sabe de dónde saco tamaño infundio que,  “en medio siglo no se ha logrado ganar la guerra contra el narcotráfico, pues mientras haya consumo habrá mafias que se lucren de esas rentas ilícitas”. No Dr santos, es al revés: Mientras haya cultivos, tan extensos e  incontrolables, habrá consumo y quienes siembran la mata que mata son las mafias de esa guerrilla amiga suya, amnistiados en el arrevesado proceso de paz que Ud negoció con las farc. Continúa el exjefe de estado asegurando que debe existir “un consumo debidamente legalizado”.

¿Qué tal ah?. O se legaliza por el mundo entero, o se combate. Modular el negocio del narcotráfico es una barbaridad. No hay término medio. Luego tercia por la pos verdad, al manifestar que  “2.006 y 2.007 fueron los años de mayor aspersión en la historia respectivamente, con 170.000 y 153.000 hectáreas, pero en esos años la producción se incrementó”. No tuvo coraje,  el anterior inquilino de la casa de Nariño,  de seguir echando bien el cuento, pues fueron esos años, señor ex gobernante,  de mayor aspersión como ud lo dice a medias,  los que redujeron el área sembrada de 170.000 hectáreas  a escasas 50.000 hectáreas en el año 2.010. Es descarado el señor Santos al insistir en que “la clave del éxito está en la sustitución voluntaria, programa que suspendió el gobierno de Duque en noviembre, mientras lo reordena para que sea más eficiente”. Tampoco es cierto eso que dice ud,  señor expresidente.; el Dr Duque lo suspendido por ineficaz.

Pues mientras se destruían voluntariamente, pagándoles a los cocaleros hasta 20 millones de pesos por hectárea sustituida,  esa labor alcanzaba para exterminar escasas 5 hectáreas al día, y con ese dinero, por otro lado, resembraban nuevos cultivos y llegamos en su “octagenio” a la escandalosa  cifra de 200.000 hectáreas sembradas  que le producen, al mercado mundial,  más de 700 toneladas métricas de clorhidrato de cocaína. El Dr Santos se dice muchas mentiras y lo grave es que se las cree él mismo.  Lo único cierto de esta tragedia nacional y continental  como lo manifestó el presidente Duque, es que “no se pueden limitar las herramientas” para combatir los cultivos ilegales, porque su crecimiento “puede afectar la capacidad del Estado de proteger la integridad territorial, el crecimiento exponencial de cultivos amenaza la paz del país”. Y en ese sucio negocio continúan voceros reconocidos de la guerrilla, y del crimen organizado. Y mientras tanto la JEP, dedicada al negocio y las prebendas se debate entre el escándalo y los sobornos, lo que nos lleva a pedirle, al Dr Duque, su inmediata y  necesaria reforma. La pregunta es: ¿qué hacia el Dr Juan Manuel en un almuerzo acompañado por el presidente de la Corte Constitucional y por la de la JEP?.  ¿Estarán obligados a declararse impedidos en el debate del glifosato y sobre las reformas a la jurisdicción especial?. 

 

El señor expresidente pues no tuvo el pudor de aceptar que en su gobierno el área sembrada de coca  se incrementó en cinco veces la del año 2.010. Insiste el exmandatario en afirmar que el éxito para controlar los cultivos de coca se debe al modelo de sustituicon voluntaria.

Comentarios