domingo, 27 de septiembre de 2020
Contexto/ Creado el: 2020-01-16 10:49

Murió Billie, famosa paloma de sombrero rojo pegado en Las Vegas

Tras semanas intentando rehabilitarla, el ave falleció esta semana por causas que aún se desconocen, pero que los animalistas creen que se habría debido a un envenenamiento con el pegamento.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 16 de 2020

Por: María José Hermosilla

Una de las tres famosas palomas que sorprendieron a los ciudadanos de Las Vegas en diciembre pasado al aparecer caminando por las calles con un sombrero rojo pegado a su cabeza murió el pasado lunes, según informaron desde la organización que la rescató y cuidó durante los últimos días.

"Nos entristece anunciar que Billie, la paloma, falleció. Estaba débil cuando la rescatamos, ya que había perdido los dedos de una pata por una cuerda, además del sombrero que llevaba pegado a la cabeza", anunciaron desde la organización Lofty Hopes Pigeon Rescue en sus redes sociales.

Fueron los mismos rescatistas quienes informaron que una de las causas de muerte podría haber sido por el envenenamiento del vapor del pegamento que utilizaron para fijarle el sombrero en la cabeza, según informó The Sun.

Billie se hizo conocida alrededor de la ciudad norteamericana junto a otras dos palomas que fueron vistas a principios de diciembre pasado caminando por las calles con los extraños sombreros rojos, algo que dejó a varias organizaciones animalistas preocupadas intentando buscar a los culpables de la "broma".

Sin embargo, todavía no se han encontrado pistas de los responsables. Tras intentar ayudar a las aves, los rescatistas confirmaron que los sombreros habían sido puestos en sus cabezas con pegamento y pudieron sacárselos después de un difícil trabajo.

A pesar de que no es seguro si la causa de muerte fue por la intoxicación del pegamento, miembros de la organización aseguraron que las palomas tienen un sistema respiratorio frágil. Además, señalaron que un veterinario tuvo que cortar las plumas de las aves para lograr quitarles los sombreros.