sábado, 31 de octubre de 2020
Economía/ Creado el: 2020-06-29 11:53 - Última actualización: 2020-06-29 11:54

Los escenarios de precios del crudo que se plantean para el sector petrolero mundial

En esta segunda entrega, DIARIO DEL HUILA publica los cálculos y pronósticos realizados por Campetrol, reputadas instituciones energéticas y la OPEP sobre lo que podría ser el futuro de la industria en lo que resta de 2020. La EIA expresa que habría recuperación en los próximos meses y reducción de 5,8 millones de barriles producidos al día. Por su parte, la OPEP sostiene que la demanda caería en 9,07 millones de barriles diarios en línea con las consecuencias económicas de la COVID-19 y la caída de la industria de combustibles en todo el mundo.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 29 de 2020

Por Fausto Manrique

Tres escenarios plantea Campetrol para el sector petrolero mundial que indican una leve recuperación durante el segundo semestre de este año. Estas posibilidades fueron estimadas teniendo en cuenta: comportamiento del mercado mundial de crudo y sus principales determinantes, tales como la propagación de la COVID-19, el desempeño económico mundial y el contexto geopolítico.

Germán Espinoza, presidente ejecutivo del gremio, sostuvo que a pesar de que los escenarios varían entre sí, “para todos esperamos una tendencia de recuperación en el último trimestre de 2020. Lo anterior se explicaría por los ajustes de producción de la OPEP+ y el G20, así como la relajación gradual de muchas de las medidas de cuarentena por la COVID-19 en todo el mundo y el inicio gradual de la reactivación económica, lo que ha contribuido en la recuperación de los precios y a una mayor estabilidad en el mercado petrolero”.



Pronósticos de creciemiento de oferta y demanada 

Teniendo en cuenta los factores descritos anteriormente, establecieron los siguientes escenarios:

Muy crítico (con promedio Brent de 25 dólares por barril), Crítico (promedio Brent de 35 dólares por barril) y Moderado (promedio Brent 43 dólares por barril).

En el primer escenario, Muy crítico, en donde el promedio Brent en 2020 se calcula en 25 USD/BL (dólares por barril), el mundo enfrentaría la peor recesión en décadas, el tráfico de factores de producción sería casi nulo, se presentaría una segunda ola de contagios por COVID-19, y sobrarían más de 10 millones de barriles de crudo en el mercado al cierre de 2020.

El siguiente escenario, Crítico, en donde el promedio Brent en 2020 sería de 35 USD/BL, se calcula recesión mundial (menos grave que en el escenario muy crítico), tránsito de factores de producción permitido pero limitado, rebrotes de COVID-19 que no representan una segunda ola y menos de 10 millones de barriles al día que sobran en el mercado finalizando 2020.

El último escenario, Moderado, en donde el promedio Brent en 2020 es de 43 USD/BL, implica que el crecimiento global sería cercano al 0 %, apertura progresiva del tránsito de factores, aplanamiento de la curva de contagios sin rebrotes importantes y el exceso de oferta sería de apenas dos millones de barriles al día en promedio en 2020.

Pronósticos internacionales

La Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol) también revela los pronósticos de reconocidas entidades mundiales relacionadas con la energía o el sector O&G:

Energy Information Administration (EIA), que es la agencia oficial de estadísticas del gobierno norteamericano; OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo); y AIE (Agencia Internacional de Energía).

Los cálculos de la EIA indican, por el lado de la demanda, que iniciaría una senda de recuperación en los próximos meses, basada en la reactivación económica de varias economías del mundo. Sin embargo, en el promedio de 2020 la demanda registraría una contracción anual de 8,1 millones de barriles, al cerrar en 92,5 millones de barriles promedio al día. Este pronóstico se explica por las restricciones al comercio internacional y a la movilidad de factores por la COVID-19, profundizado por la baja previsión de crecimiento de la economía.

Por el lado de la oferta, la EIA expresa que se reduciría en 5,8 millones de barriles promedio al día, lo que sería insuficiente para compensar la caída de la demanda. En este sentido, la agencia estadística estima que el Brent cierre 2020 con un promedio de 32 USD/BL.

Un segundo pronóstico es el de la OPEP, que indica, por el lado de la demanda, que ésta caería en 9,07 millones de barriles al día, en línea con las consecuencias económicas de la COVID-19, y a la caída de la industria de combustibles en todo el mundo. Cabe resaltar que, de acuerdo con las proyecciones del cartel, el consumo de crudo se recuperaría considerablemente a finales de 2020.

Desde la oferta, el promedio de 2020 caería en 14 millones de barriles al día, por la confirmación de los acuerdos reduccionistas y por el cierre de campos debido a las condiciones del mercado.

Una tercera predicción es la de la AIE. En cuando a la demanda, se indica que habrá una reducción de 8,6 millones de barriles, que a pesar de ser la caída más grande en la historia, resulta positiva frente al impacto esperado al inicio de la crisis. Se destaca que, pese a que se mantienen algunas restricciones de movilidad en el mundo, las industrias globales ya empiezan a reactivarse, por lo que la demanda de crudo ha empezado a recuperarse.

Desde la oferta, se contraería en 2,3 millones de barriles en 2020. Resaltó el impacto en el mercado por las reducciones en la producción, tanto voluntarias como de mercado. Lo anterior ha permitido observar las primeras señales de recuperación, las cuales estarán condicionadas en el corto y mediano plazo por la evolución de la COVID-19 en el mundo.



Escenarios Brent

Mínimos de hace 20 años

En el análisis que hace Campetrol, sostiene que en el primer trimestre del año los precios del petróleo presentaron una marcada tendencia a la baja, resultado del impacto de la COVID-19 en todo el mundo y de la guerra de precios entre Arabia Saudita y Rusia. El precio del crudo respondió principalmente a factores de demanda, dada la caída en consumo producto del cierre de industrias y fronteras, y del confinamiento de buena parte del mundo.

En este sentido, el Brent se negoció en promedio a 51,4 USD/BL en el trimestre de enero a marzo, con variaciones de -12,9 % de enero a febrero y de -38,7 % de febrero a marzo, siendo esta la caída más pronunciada desde la crisis de 2014. Por su parte, el WTI se negoció en promedio a 46,4 USD/BL en el mismo periodo, con variaciones de -12,5 % de enero a febrero y de -39,6 % de febrero a marzo.



Precios del petróleo 

“Ahora bien, en abril la tendencia a la baja se mantuvo, con una caída mensual del 20 % en el Brent y del 38,5 % en el WTI. Como se mencionó anteriormente, en este mes las condiciones de almacenamiento generaron alta volatilidad en el mercado, lo que condujo al WTI a negociarse en precios negativos”, recordó la institución.

Ya en mayo, la tendencia se corrigió levemente, pues entraron en vigor los recortes de la OPEP+ y el G20, y la reapertura económica de varios países incentivó la demanda. De esta manera, el Brent incrementó un 18,1 % mensual y el WTI un 51,9 %.

Otro factor que ha incidido semana tras semana sobre los precios del petróleo es el nivel de inventarios de Estados Unidos. De las 23 semanas que han transcurrido del año, en 17 semanas los inventarios han incrementado, generando presiones sobre la capacidad de almacenamiento.

Finalmente, el promedio anual, con corte al 10 de junio, para la referencia Brent se ubica en 42,6 USD/BL, y para el WTI en 37,31 USD/BL. Comenzando junio la tendencia continúa recuperándose, de tal manera que las cotizaciones alcanzan los niveles previos a la guerra de precios, sobre los 40 USD/BL.



Precio de equilibrio para la producción de petróleo

Precios, por debajo de los breakevens

La Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros aseguró que bajo la situación actual, el precio del barril se encuentra por debajo de los precios de equilibrio (breakeven) de muchos países. Dentro de la OPEP+, aquellos con menor breakeven son Arabia Saudita, con 17 USD/Bl (dólares por barril), y Rusia, con 32 USD/Bl, pero sus metas fiscales se realizaron con precios de 83 y 43 USD/Bl, respectivamente, mucho mayores a los actuales.

En el caso de Colombia, el breakeven de operación promedio se encuentra alrededor de los 27,4 USD/Bl, mientras que el breakeven fiscal es de 67,5 USD/Bl.

Por otra parte, para los recursos en YNC localizados EE. UU., el promedio de breakeven para pozos existentes se ubicó en 33,5 USD/Bl, por lo que, muchos de estos tuvieron que ser abandonados por no ser económicamente rentables, siendo Eagle Ford y la cuenca del Permian los menos impactados. Adicionalmente, el breakeven promedio para el completamiento de nuevos pozos se ubicó en 49,4 USD/Bl, siendo la subcuenca de Delaware (Permian) la que posee el mayor valor, de 52 USD/Bl.

Bolsas a la baja

Como resultado de los impactos económicos por la propagación de la COVID-19, se observó una fuerte caída en los principales índices bursátiles, como S&P 500 y Dow Jones Industrial Average, los cuales llegaron a registrar caídas del 36% con respecto al nivel de enero de 2020.

“El segmento de B&S (bienes y servicios) petroleros fue uno de los más afectados, con caídas del 58 % frente al inicio de 2020”, añadió Campetrol.

En efecto, al estudiar el desempeño bursátil de las 116 principales compañías de B&S en el mundo, se evidencia que el segmento más afectado fue el de servicios offshore, cuyas compañías han perdido alrededor del 80 % de su capitalización de mercado. Por el contrario, el segmento menos afectado fue el de Ingeniería, Procura y Construcción (EPC), cuyas acciones disminuyeron 28% en promedio, debido principalmente a la ejecución de proyectos ajenos al sector O&G.

Conclusiones

El presidente ejecutivo de Campetrol afirmó que en los últimos meses el sector petrolero puede, por sí solo, mover toda la estructura económica global. “El sector no ha perdido su vigencia, pues sigue teniendo un rol de primer nivel en los mercados financieros y, sobre todo, en los agregados macroeconómicos de las principales economías desarrolladas, así como de aquellas que son dependientes de los ingresos fiscales producidos por los hidrocarburos”.

Para el alto ejecutivo, hoy el mundo y la industria se enfrentan a una de las peores crisis en la historia reciente, por lo que es importante seguir incentivando su desarrollo para evitar que las empresas de toda la cadena de valor del petróleo se enfrenten a un escenario crítico.


Desde Campetrol creemos firmemente que la palabra más importante en estos días debe ser prudencia

“Desde Campetrol creemos firmemente que la palabra más importante en estos días debe ser prudencia. Consideramos que la extensión de los acuerdos de la OPEP+ y el G20, más los recortes voluntarios de algunos países del Golfo Pérsico y Canadá, son muy positivos para el mercado, pues contribuyen a cerrar la brecha entre oferta y demanda y a estabilizar los precios”, añadió.

El alto ejecutivo aseguró que el mercado aun cuenta con escepticismo debido la falta de cumplimiento a los acuerdos por parte de varios países productores, el posible resurgimiento de la producción en Libia luego de que en enero cayera su producción por cuenta del conflicto armado y el anuncio de que Arabia Saudita terminará con sus recortes voluntarios adicionales al acuerdo.

“Con base a lo anterior y frente al panorama actual de un nuevo normal de precios bajos, las compañías de la industria deben apostarles a las buenas prácticas, la optimización de portafolios y mejoras en sus eficiencias, para así enfrentar la coyuntura de la mejor manera y continuar trabajando en pro de la industria petrolera colombiana”, finalizó.