martes, 19 de junio de 2018
Opinión/ Creado el: 2018-06-13 08:58 - Última actualización: 2018-06-13 08:58

Las 7 esperadas

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 13 de 2018

Por: Jesús Andrés Vargas Gutiérrez.

Si a todo Señor, todo honor, en este caso aplíquese también para una mujer. La senadora Claudia López, hasta ahora ha conseguido lo impensable, estar a punto de lograr que el pueblo mismo, decida sobre temas que tocan directamente el bolsillo y la forma de actuar de nuestros Congresistas, quienes no habían tenido la menor disposición para actuar frente a la ya muy acomodada corrupción que nos aqueja a diario.

Sí, ciertamente es un paso hacia la dirección correcta, pero no debemos pasar por alto que para que así suceda, debemos acudir a las urnas de manera masiva, y así lograr que el numero mágico de 12 millones de votos necesarios, se rebose.

Este finalmente no es un logro personal de la Senadora López, que se despide de sus labores legislativas, para entregarle las banderas y endosarle los votos a su actual pareja la Representante por Bogotá Angélica Lozano, sino de toda la ciudadanía, que de manera irrestricta a partir de firmas, avaló la iniciativa que ya se venía pidiendo a gritos de un tiempo para acá.

A lo mejor, la única mancha, aunque pequeña, fue la milimétrica movida política con claros objetivos electorales de la Senadora, al anunciar su apoyo a una candidatura presidencial, pocas horas después de que el congreso diera el visto bueno para continuar con el trámite de la consulta, muy a pesar de que fue la bancada del otro candidato, quien contribuyó con sus votos para la aprobación de la propuesta.

El balón está ahora en posesión del ejecutivo, ya que la ley que regula la materia (134 de 1994), dispone que debe ser el Presidente de la República con la anuencia de todos sus ministros quien debe convocar al pueblo para que tome una decisión de trascendencia nacional.

En este caso, si así lo hiciere el Presidente Santos, el pueblo deberá responder con un si o un no, a 7 preguntas individuales y muy concretas.

Estas preguntas, no tienen que ser aprobadas en su totalidad, se tendrá en cuenta la mitad más uno de los votos válidos frente a cada enunciado y así mismo se sabrá al final de la jornada que preguntas deben ser acogidas de manera obligatoria.

Muy pocas cosas requieren tan poca pedagogía como esta consulta anticorrupción, es decir, quien no quisiera ir a las urnas y decirle “chao” a la corrupción. Sin embargo, no está de más que el votante se instruya en lo que va a marcar. No es sólo bajarle al sueldo a los congresistas y otros altos funcionarios del estado, pregunta que resulta más una medida de austeridad que de ataque directo a la corrupción, sino otros temas que van desde lo contractual, pasando por lo penal, participativo, y el número de periodos máximos a los que puede aspirar un ciudadano.

Sólo queda no perder de vista esta iniciativa, siendo franco, espero que sea todo un éxito, pero no puedo evitar pensar que tal y como están redactadas las preguntas, la Corte Constitucional se pronuncie al respecto.

Comentarios