jueves, 12 de diciembre de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-11-30 09:08

La corrupción nos duele más

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 30 de 2019

Por: Jorge E. Lozano Mestre

 

Estuve tertuliando con algunos amigos que han tenido diversas posturas sobre la protesta y lo que se vivió en el País, algunos a favor de la misma y otros en contra. Es cierto que cada uno cuenta su propia historia y revela su sentir –desde su propia orilla- sin embargo, la realidad aduce una sincera reflexión sobre lo que está atravesando Colombia y América latina. 

Es verdad que la izquierda socialista tiene aires de poder (siempre los ha tenido), originado en las vísceras del comunismo, que pretende exponer (a como dé lugar) la implementación de un sistema homogéneo en la economía y en las políticas sociales, donde todos tengamos los mismos raceros para ser medidos; cierto o no, defienden rasgándose las vestiduras la equidad como un estandarte que en extremo se convierte en un exceso de privilegio. No tengo nada en contra de su ideario, pero me asusta la forma como viven las personas en países donde el régimen es una realidad, pues carece de coherencia. 

Negando la opción de lo expuesto anteriormente, el capitalismo se convierte, a través de la democracia, en un sistema menos hostil y mendigante para la sociedad y las naciones que la implementan, sin embargo, el exceso de libertad, las políticas de favorecimiento de unos pocos y la negación de algunos derechos para el colectivo, lo hacen ser un modelo excluyente y creador de rencores. 

Expuse con mis interlocutores que, la maldad es una sola y que no tiene no color político, ni mucho menos postura ideológica y, que debemos disentir sobre lo profunda de la problemática que crea los excesos y los extremos en cualquier modelo. Esos excesos y extremos son razonablemente expuestos a través de la corrupción. No se necesita ser promotor de la izquierda moderada o radical, ni tampoco de la derecha moderada o radical, para atacar de frente la corrupción y para entender que ella es la peor de las enfermedades sociopolíticas que ha estructurado y defendido quienes, a través de la historia de las naciones, quieren con los excesos del poder –de izquierda o de derecha- tejer para sí un prominente futuro a costa de la injusticia y de la pobreza social que se genera. Mi invitación a ellos y a todos es a que si tenemos muchas ganas de protestar, sea en contra de la corrupción en todas sus formas, matices, colores y posiciones políticas y, por ello, debemos convertirnos en veedores sociales y políticos, para poder tener posturas beligerantes que desenmascaren a quienes tiene una máscara de mentira y quieren surtir solo sus cuentas y apetitos. ¡Sigamos adelante! 

Adenda: Le solicitaremos respetuosamente a los concejales electos, que puedan socializar en medios de comunicación y un canal oficial, sus estudios y posturas en la elección de los próximos personero y contralor para el Municipio de Neiva. 

Adenda 2: “La luz brilla sobre los justos, y la alegría sobre los de corazón recto”.  Salmos 97:11 NVI