miércoles, 29 de enero de 2020
Opinión/ Creado el: 2020-01-14 10:46

Intensa sequía

Escrito por: Editorial | enero 14 de 2020

El territorio huilense ha venido presentando durante los últimos treinta días un aumento exagerado de la temperatura, que está generado una preocupación en nuestros hogares, por la incomodidad que sentimos diariamente y que también están ocasionando unas transformaciones climáticas en todo el mundo. Lo anterior es producto del calentamiento global que se constituye en la causa del cambio climático, es decir, el aumento de la temperatura del planeta provocado por las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero derivadas de la actividad del ser humano, están provocando variaciones en el clima que de manera natural no se producirían.

Este comportamiento natural está afectando la dinámica productiva en nuestra región. Los recursos acuíferos están presentando una disminución de los caudales que en el corto plazo pueden afectar el suministro normal del agua a los acueductos de los municipios y centros poblados. Es preocupante el panorama que presentan los principales ríos que atraviesan la geografía huilense.

Las familias están siendo afectados por este fenómeno climatológico que, durante la jornada diurna, los días son más soleados, incrementándose el calor que tienen desesperados a los habitantes de este territorio. Lo anterior ha sido producto del progresivo cambio climático, que se está reflejando en todo el mundo.

De acuerdo con el IDEAM, la primera temporada seca del 2020 se extendería hasta mediados del mes de marzo. Esto se convierte en un factor detonante para que se presenten incendios forestales. De acuerdo con el incremento de la amenaza por incendios de la cobertura vegetal, el descenso de las lluvias, el aumento de la temperatura del aire y de la velocidad del viento y las reducciones de la humedad, favorecen el aumento de la amenaza de incendios de la cobertura vegetal en las regiones Caribe, Orinoquia, Andina y Amazonia. Para la región Andina se encuentran expuestos algunos municipios en los departamentos de Norte de Santander, Suroriente de Cundinamarca y en todo el Huila.

En el año 2015 se presentaron 810 eventos afectando 18.790 hectáreas, para el año 2016 se presentaron 310 incendios quemando 7.539 hectáreas, en el 2017 se registraron 311 incendios afectando 2.121 hectáreas, en el 2018 se registraron 539 incendios que afectaron 4.690 hectáreas y en el 2019 se presentaron 513 incendios que afectaron 6.252 hectáreas.

Igualmente, el cambio climático está propiciando la variación del ciclo de lluvias que están generando las condiciones propicias para que se presenten enfermedades tropicales. Las mismas condiciones geográficas de la región y el ciclo natural de las sequías generan las condiciones adecuadas de índole natural, para que se aumenten mayores de casos de carácter endémico.