martes, 12 de diciembre de 2017
Opinión/ Creado el: 2017-11-20 06:46

Frases presidenciales

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 20 de 2017

Por: Alvaro Hernán Prada

La implementación y el tiempo le quitaron a Santos la máscara totalmente. En la última semana nos dejó unas frases para reafirmar esa percepción. Confesó que engañó al mundo entero, pero responsabilizó a la opinión pública por las mentiras que él dijo sobre el acuerdo con las Farc. Aceptó que traicionó a los colombianos deliberadamente, por darle gusto a quienes están detrás de la entrega del país al terrorismo. Es decir, que la dignidad y la buena fe de los compatriotas, son responsables de su mitomanía clínica. Seguramente también tenemos la culpa de que haya financiado su campaña con dinero de los colombianos a través de contratos a Odebrecht y que aparezca en la lista de ‘paradise papers’.

El martes volvió a chantajear al Congreso, diciendo que la paz de Colombia ahora está en nuestra cancha, pues el ‘Fast – Track´ fue el mecanismo elegido para la implementación y refrendación del acuerdo. ¡Mentira! Primero, fue él quien no quiso respetar el mandato del pueblo, robándose el resultado del plebiscito y a renglón seguido impuso la teoría de la refrendación vía congreso, a quien le reconoció una representación popular, que según él, lo habilitaba para contradecir al constituyente primario.   Segundo, el mecanismo nunca nació. El acto legislativo que lo creó, estaba amarrado en el artículo 5, a la aprobación del plebiscito.  Recurrió al legislativo para imponer lo pactado en La Habana, seguro de comprar a sus bancadas. Cuando ha visto dilación en la discusión de los proyectos, hace lobby a quienes reclaman el acostumbrado soborno y estigmatiza a la oposición. Si la ciudadanía y sus representantes resistimos, Santos reparte mermelada y los partidos que lo apoyan, le reciben y le votan.

Con tono manipulador dijo que “ahora le corresponde a la Cámara hacer lo propio, es muy importante que la Cámara también cumpla con sus responsabilidades”, refiriéndose a la JEP. ¡Otra mentira! Lo propio, la responsabilidad de la Cámara, es representar a los ciudadanos que han depositado en nosotros su voto de confianza. Debemos velar por sus intereses y eso equivale a que las víctimas no tengan que padecer el horror de ver a sus secuestradores y violadores gobernando, ni dictando leyes. Ese debe ser nuestro compromiso, porque no le debemos nada a las Farc. Son ellos quienes tienen una gran deuda con el país y con la justicia. En las últimas sesiones vimos jóvenes en el recinto del congreso pidiendo justicia a los responsables de crímenes atroces, al igual que lo viene pidiendo la mayoría de compatriotas y la comunidad internacional, cuando interviene la Corte Penal Internacional.

Sin embargo, Santos encuentra procedente continuar dando línea a las altas cortes. Advirtió días antes del comunicado de la Cortes Constitucional sobre el fallo de que declaró exequible la JEP, que “¿las farc para que dejaron las armas entonces, sino es para hacer política”?.  Importante es solicitar a la corte que nos entregue el fallo y no solo sea el comunicado el que permita continuar el proyecto de ley estatutaria que cursa en el congreso. Puede haber muchos cambios entre el comunicado y el fallo. Pero lo que se deduce del pronunciamiento, es que no cruzaron la línea roja de los intereses de las farc, en clara coincidencia con lo expresado por el dictador.

Comentarios