martes, 25 de junio de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-06-10 09:42

Empresarios y emprendedores opitas, ¿le vamos a seguir apostando a lo mismo?

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 10 de 2019

Por: Manuel Macías Arango

Algunos empresarios y emprendedores han apostado con su voto y el de familiares, trabajadores y colaboradores, durante varios años, a la clase política tradicional y las maquinarías clientelistas que, enquistadas en el poder por lustros, transan apoyo electoral y financiación de sus campañas a cambio de contratos públicos onerosos para retribuir el apoyo recibido.

Se escucha, en estos días, a políticos tradicionales y sus financiadores hablar despectivamente y de manera risible, respecto a campañas y candidatos que buscan trabajar por la construcción de una región con desarrollo económico y bienestar social, bajo los principios de dialogo participativo, austeridad, transparencia y honestidad, manifestando que no tienen nada que hacer en el campo político porque aquí el que manda es el político X o el partido Y.

Ante esto quiero plantear la siguiente reflexión: ¿queremos seguir apostándole a lo mismo? Los invito a responder estas preguntas: ¿qué le dejan al Huila, durante los últimos 20 años, los políticos tradicionales?

1- ¿Crecimiento económico? Participación del Huila en el PIB nacional decreció de 1,75 % (año 2014) a 1,65 % (año 2017). Situación económica con un panorama desalentador y un aparato productivo departamental precario.

2- ¿Generación de empleo? La tasa de desempleo ha aumentado desde el 2015. En el 2018 fue de 9,2 %, la más alta desde el 2012.

3- ¿Instituciones públicas bien administradas y un Huila sin corrupción? Según el Índice de Transparencia de Entidades Públicas Departamentales, el Huila tiene nivel de riesgo de corrupción medio (65,9/100) desde el año 2013. Los elefantes blancos y obras inconclusas en el Huila suman $140.000 millones aproximadamente (23,2 % del presupuesto departamental año 2019). La corrupción ha invadido todas las esferas, se volvió parte del paisaje y los corruptos libres.

4- ¿Competitividad y emprendimiento? Descendimos tres puestos en el Índice Departamental de Competitividad (IDC), principalmente por no contar con infraestructura representada en servicios públicos (puesto 18 de 27), conectividad vial (13) e infraestructura TIC (16). Últimos puestos en innovación y dinámica empresarial y en diversificación de los destinos y productos de exportación.

5- ¿Cobertura y calidad en la educación superior? Según el IDC 2018, esta se ubica en el puesto 18 de 27 con déficit en cobertura (25) y calidad (15).

6- ¿Un campo enfocado en la agroindustria y la competitividad? Según la Agenda Interna de Productividad y Competitividad del Huila, no más del 1 % del café cultivado en el Huila y no más del 24 % de los productos agrícolas tienen alguna transformación productiva. Seguimos siendo productores primarios sin generar valor agregado.

7- ¿Desarrollo y fomento de la economía naranja, recreación y deporte para la juventud? No, más bien escasez de espacios para la recreación y el deporte y los más importantes se han convertido en elefantes blancos (por ejemplo, estadio de Neiva, velódromo de Pitalito y estadio de Aipe). El festival folclórico de San Pedro cada vez más desarraigado del pueblo, al no tener Corposanpedro una gestión eficiente y efectiva. El creciente desempleo, entre la juventud, incentiva y fomenta la delincuencia común y el consumo de sustancias sicoactivas.

Empresarios, emprendedores y comunidad en general: ¿seguimos en lo mismo? ¿Los premiaremos, otra vez, con nuestro voto?

Comentarios