viernes, 23 de agosto de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-08-13 05:45

El delicado momento del Huila

Escrito por: Jaime Salazar Díaz
 | agosto 13 de 2019

 

Jaime Salazar Díaz

Incomunicado en sus principales vías, asediado en las ciudades por la delincuencia que proviene del narcotráfico, desorientado políticamente por el natural rechazo de las gentes honestas a dirigentes corruptos enquistados en puestos de poder y para completar, perdiendo población, documentada en el último censo, es necesario tomar con energía las riendas de la situación y enderezar el camino. Desde luego, tratándose de vías nacionales el Presidente Duque tiene que prestar un importante apoyo. Pero muchas otras  son de índole departamental y es aquí en donde se necesita una gestión clara y definitiva del mandatario seccional. El tránsito de estupefacientes  pasa por el Huila pero  no se produce aquí, sin embargo inunda los nichos vulnerables, el mas abyecto  y miserable: la juventud indefensa. Los traficantes sin alma, propios y extraños hacen sus infectas utilidades y ya se ven edificadas en Neiva y otras ciudades. Solo una voluntad firme e inteligente del mandatario en coordinación muy cercana con los Alcaldes, las diferentes fuerzas especializadas del ejército, la policía,  los jueces y fiscales, la DIAN y ¡sobretodo! la ciudadanía –los padres de familia y los profesores- lograremos en constante labor defender a nuestros niños y jovencitos descarriados de un futuro desolador. El Huila no se merece esa suerte. Si perdemos a la juventud nos quedamos sin futuro. Los traficantes deben ir a las mazmorras despojados de los dineros tan suciamente adquiridos. El tema del próximo gobernador es entonces fundamental. No solamente una fatua popularidad o eventuales electoreros acomodaticios se vuelven garantía de una gestión importante, necesaria y exitosa, máxime si la nefasta corrupción  ha permeado las esferas políticas y administrativas del Huila. Es hora ya de regresar a la tradicional honradez del huilense, quien como funcionario andaba con la frente en alto porque en sus manos los dineros públicos eran sagrados. Jamás se escabulleron en sus bolsillos. Los ingenieros cumplían con sus contratos y todavía hay históricas obras en pié que así lo atestiguan. Pero para enderezar el rumbo se requiere autoridad…autoridad moral y una limpia e insoslayable historia personal que la respalde. No se puede exigir cuando se han cometido pecados, pecados personales o compartidos. No se puede exigir cuando se ha flaqueado ante sucias órdenes de un superior corrupto. No se puede exigir cuando no se tiene carácter. Yo veo en el candidato a Gobernador Manuel Macias Arango las mejores prendas para emprender esta cruzada por el Huila. Su juventud y trayectoria empresarial sin tacha, mas no sin experiencia administrativa y política son garantía de una excelente gestión. La responsabilidad asumida en el minucioso estudio de la actual situación de las comunidades del Departamento visitadas juiciosas por  él lo califican para una responsable labor. Es la mejor carta a jugar el 27 de octubre. No nos equivoquemos en la Gobernación de Departamento !