lunes, 14 de octubre de 2019
Opinión/ Creado el: 2019-10-09 09:37 - Última actualización: 2019-10-09 09:38

¿ES JURADO?

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 09 de 2019

Por Jesús Andrés Vargas Gutiérrez

Muchos inician cada mes con expectativas positivas, y la mejor actitud para que esos 30 días estén llenos de buenas noticias.

Algunos incluso pusieron al iniciar octubre la trillada frase “octubre sorpréndeme” y  de qué manera los sorprendió.

Nada mas y nada menos que con una citación de forzosa aceptación, para ser jurado de votación. Y aunque pueda parecer el plan mas tedioso, ser jurado no debería  generar necesariamente malestar.

Para empezar, no intente zafarse de esa designación con excusas reforzadas, el artículo 108 del Código electoral establece unas causales de exoneración muy puntuales. Estas son, palabras mas palabras menos, enfermedad grave, muerte de un familiar cercano, no residir en el municipio donde se le designa y ser menor de edad.

Aun así, hay otras situaciones que, aunque no aparezcan relacionadas en las causales anteriores, también son aceptadas por obvias razones. Una de ellas es, que la designada como jurado, se encuentra en licencia de maternidad.

En el día electoral, el jurado deberá estar al menos media hora antes de que se abran las urnas, es decir, deberá estar a las 7:30 de la mañana, y a su vez, permanecer una vez se cierren.

La buena disposición de los ciudadanos designados para tal dignidad, garantizará una transmisión confiable y precisa de los resultados de los comicios.

Si al final de la labor, cuando todas las firmas se hayan plasmado en los formularios, los tarjetones restantes se hayan destruido , y entregado el material al personal, no siente la satisfacción del deber cumplido, tranquilo. Uno de los “muchos” beneficios de ser testigo en jornada electoral, es poder solicitar un día compensatorio dentro de los 45 días siguientes a las elecciones.

Eso si, si ha sido designado jurado por primera vez, no espere refrigerio alguno, ni espacio para almorzar al medio día, todo correrá por su cuenta. En nuestra democracia al parecer, hay muchas cosas que terminan siendo obligatorias,  como la mencionada,  o el pago de impuestos. No así, el  ir a votar, cosa que sería muy beneficiosa en una democracia tan raquítica y falta de ideas como la nuestra.

 

Comentarios